Cada Día Cuenta: Estudiantes de Punitaqui se comprometen con no ausentarse de clases

lunes 10 de junio, 2019

En la comuna de Punitaqui, octavos básicos de la Escuela Bélgica escribieron su compromiso para no faltar, sin motivo justificado, a clases. La actividad Cada Día Cuenta, permitió que el seremi de Educación expusiera frente a los estudiantes sobre la importancia de presenciar las clases y las consecuencias que a largo y corto plazo pueden darse si un alumno se ausenta reiteradamente del aula. 

En Chile, uno de cada tres estudiantes, es decir, 900.000 niños, faltan a clases más de un mes al año. Además, se considera ausentismo crónico cuando un estudiante falta a su establecimiento el 90% de los días, y considerando estas cifras, a nivel nacional, el 28,7% de los estudiantes presenta una inasistencia reiterada o grave.

En la región de Coquimbo, en cambio, el escenario es un poco más alentador, pues el ausentismo reiterado y grave es un poco menor al promedio nacional, ya que es de un 27,4%.

Mientras mayor sea el ausentismo y el número de estudiantes que no vayan a clases, las consecuencias son cada vez peores. Por esto, el seremi de Educación, Claudio Oyarzún, visitó a la Escuela Bélgica para exponer sobre la importancia de estar en clases y para hacerles firmar a los respectivos estudiantes una carta de compromiso, firmada por la ministra de Educación Marcela Cubillos, en la cual indican que no faltarán más de manera injustificada a clases.

Respecto a esto, el seremi expuso frente a los aproximadamente cincuenta alumnos para manifestar su preocupación respecto al ausentismo, señalando que este es un factor que influye directamente en los aprendizajes esperados y sobre las expectativas educacionales del establecimiento y las respectivas familias.

“El Presidente Sebastián Piñera ha sido súper claro con los objetivos educacionales del país, siendo la calidad el principal aporte que quiere dejar como legado, por ello es importante que asistan, porque si no, perjudican al establecimiento, a sus compañeros, a sus familias, y principalmente a ustedes mismos”, señaló.

Evidencia científica ha demostrado que un alto nivel de inasistencia escolar puede tener consecuencias en el aprendizaje de los niños, y consecuentemente, en los resultados que buscan los colegios.

Entre las consecuencias que puede traer consigo una alta tasa de ausentismo se encuentran que el alumno tendrá mayores dificultades de aprendizaje, sobre todo en lectura, escritura y en la adquisición de habilidades matemáticas básicas; en la dificultad para crear lazos confiables con los compañeros, lo que genera un impacto importante en la convivencia escolar y en la socialización del niño; que los profesores retomen contenidos y avancen a un ritmo más lento afectando también a los demás compañeros que sí asisten; mayores tasas de deserción; presentación de dificultades a la hora de intentar desarrollar hábitos que son fundamentales para enfrentar con éxito la vida laboral; e incluso el aumento de embarazos y consumo de drogas a la temprana edad.